Translate

Buscar en el Portal Mesianico

Cargando...

EL VERDADERO ESTADO DEL ALMA DESPUÉS DE LA MUERTE

Por Erick Vivanco



© Dabár Qodesh. La Palabra Pura de YHWH



Volviendo a la senda antigua...



Nota: En este estudió la palabra “Elohim” que es “El Poderoso”, reemplaza a la palabra “Dios”

Contenido:

*

Introducción.
*

La mentira de la serpiente.
*

La creación del hombre ¿en que consiste?
*

¿Cuando el hombre muere, adonde va el espíritu de vida y que sucede con el alma?
*

Es la persona la que duerme en el sepulcro, no solo el cuerpo.
*

YHWH es el único inmortal y su hijo Yeshua es el primer resucitado glorificado.
*

La inmortalidad la recibiremos en la resurrección.
*

¿Qué es el Hades o Seol?
*

¿Qué es la Gehena o Infierno?
*

Conclusión.

Introducción


La doctrina de la inmortalidad del alma se fundamenta principalmente en decir que el alma no muere después del fallecimiento de una persona. Según la doctrina de la inmortalidad del alma, cuando la persona muere, el alma de esta persona, va a un lugar de tormento, el que llamado "infierno", esto es producto de que la persona murió sin Yeshua el Mesías como Señor y Salvador. Por el contrario, si la persona muere estando en Yeshua el Mesías viviendo para el en obediencia, entonces ira a un lugar de descanso o paraíso. Esto es interpretado muchas veces como el cielo.



Ahora bien, las preguntas que nos debemos hacer son las siguientes:



¿Enseña la Biblia sobre la inmortalidad del alma?



¿Existe ese lugar de tormento inmediato después de la muerte, para el impío?



¿Los Creyentes están “vivos” después de la “muerte”, en ese lugar de descanso?



¿En que parte de la Biblia se menciona ese lugar de descanso donde los creyentes están vivos?



¿Es posible que Elohim atormente a las personas antes de ir al Juicio final?



Estas y muchas otras preguntas surgen al momento de estudiar este tema, son muchas las interrogantes que nacen en mi mente en este momento y en mi corazón al pensar en mis seres queridos que han partido sin ser hijos del Altísimo. Aunque fueron personas “buenas” lo digo entre comillas, pues se, que no hay justo alguno, ni quien se justifique delante de Elohim por sus propias obras, pero, pienso nuevamente en que ellos nos hicieron mucho bien, entonces nace en mi la interrogante, ¿Qué es de esas personas, que si bien no recibieron al Mesías, pero no fueron malvados empedernidos, es mas cuando pudieron hacernos el bien lo hicieron? ¿Están ellos ahora quemándose en el infierno? ¿Las personas que vivieron hace mil años atrás y murieron sin recibir el evangelio, llevan tantos años quemándose en el infierno, a pesar de ser personas que no fueron malvadas empedernidas? ¿Elohim el juez justo de la tierra, los atormenta antes llevarlos a juicio?



La Mentira de la Serpiente...



En Génesis leemos lo siguiente:



“Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis” (Gen.3:4).



Satanás la serpiente antigua, desde el principio de la humanidad, ha querido engañar al hombre con la mentira de que somos inmortales. En este pasaje, la mujer dice a la serpiente, “Elohim ha dicho que si comemos, o tocamos el fruto prohibido moriremos”. Sin embargo Satanás el Diablo, mintiendo de suyo propio, pues él es padre de la mentira, dice a la mujer “NO MORIRÉIS”. En otras palabras lo que Satanás esta diciendo es “ustedes tienen inmortalidad” Ahora bien, ¿A quien creemos? Elohim dijo a Adán y a Eva los primeros humanos en la tierra; “si ustedes desobedecen comiendo del fruto que yo les he prohibido, entonces morirán” Sin embargo, por otra parte viene Satanás el Padre de la mentira y dice “NO MORIRÉIS”. ¿A quien creerá usted, Al padre de la mentira, o al Elohim veraz que no puede mentir?



La Biblia nos enseña, que la muerte entro al mundo por un hombre, este es Adán:



“Por tanto, como el pecado entro al mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte paso a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”. (Romanos 5:12)



Es decir, antes del pecado de Adán, podemos especular fácilmente que el humano había sido creado por Elohim, para no morir, pero gracias al pecado y la desobediencia de Adán y de todos los humanos, la muerte entro a todo el linaje humano, pues lógicamente, por cuanto todos pecamos, todos somos mortales no inmortales.



Por lo tanto, la mentira de Satanás el Diablo, la Serpiente antigua, la cual dice “que aunque el hombre pecare no morirá” es uno de los engaños mas antiguos de la historia, pues gracias a el, ha engañado a muchas religiones y a confundido a muchas naciones y seres humanos, se cumple lo que nos dice el libro de revelaciones:


“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apocalipsis 12:9)



La Creación del "ser" ¿En que consiste?...



El ser humano esta formado de Cuerpo y espíritu o aliento de vida, que dan nacimiento al ser o alma viviente:



“Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante” (1Corintios15:45)



“Entonces YHWH Elohim formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida (espíritu de vida), y fue el hombre un ser viviente (un ser con alma o con vida)” (Génesis 2:7)



Estos pasajes nos explican la forma en la que Elohim creo al hombre. Elohim nos formo desde el polvo de la tierra. Hasta ese momento, el cuerpo estaba absolutamente muerto, no tenia vida, pero cuando Elohim soplo en la nariz del hombre su “aliento de vida” o “espíritu de vida”. Es entonces cuando el hombre comienza a ser un “ser” viviente, o mas bien dicho, comienza a tener “alma” que es el producto del espíritu de vida que Elohim da a los hombres.



Para entender mejor este tema, veremos que nos quieren decir las palabras que se usan para "Alma" en el hebreo y en el griego. La palabra hebrea para la palabra "alma" es "nepesh" la cual denota: alma; ser; vida; persona; corazón. La palabra griega traducida por "alma" es "psijé", que también es traducida por "vida". Es decir, cuando Elohim habla de la vida, esta hablando del alma de los seres humanos, pues el ser humano no es el envase o el cuerpo aquello que vemos con nuestros ojos, sino que es lo que esta por dentro, o sea el alma o ser viviente, el cual es la persona, que se a creado por el aliento de vida, que Elohim a dado a cada ser humano.



Un buen ejemplo para comprender la creación del hombre es el del "computador", pues la manera que tiene de funcionar el computador es semejante a la que tiene el hombre al momento de vivir. "Para que un computador funcione necesitara de energía eléctrica, pues el computador sin esa energía no es mas que un aparato sin vida útil, pero una vez que el aparato PC es lleno de esa energía y se prende desde ese momento es un computador con vida útil. Así también es la creación del hombre, mientras el hombre sea tan solo cuerpo, no podrá tener alma, pero cuando el halito de vida, que es la energía que proviene de Elohim se posa en ese cuerpo inerte, es cuando el hombre comienza a vivir pues tiene un alma que es el producto de la unión del cuerpo y el halito de vida". Un texto bíblico que expresa perfectamente esto que digo, es el de la visión del profeta Ezequiel:



“Así a dicho YHWH el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis” (Ezequiel 37:5)



En este versículo vemos, que para exista la vida o persona (alma), primero es necesario que el espíritu o aliento de vida que es de Elohim, se pose en el cuerpo, cuando esto sucede, es entonces cuando el hombre es un “ser” con vida o alma. El Mesías también dijo:



“El espíritu es lo que da la vida: la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida” (Juan.6:63)



En este pasaje, el Mesías Yeshua esta aplicando el principio de la forma de creación del hombre que se menciona en Génesis y que también menciona el Apóstol Pablo, para explicar que tal como el espíritu o aliento de vida es el que produce la vida o el alma, así también, sus palabras son espíritu y producen verdadera vida en aquellos que las oyen y las creen.



“Que todo el tiempo que mi alma esté en mí y que haya hálito de Elohim en mis narices, mis labios no hablarán iniquidad".(Job 27:3)"



¿Cuando el Hombre Muere, a donde va el Espíritu de Vida y que Sucede con el Alma (Ser, Vida)?



Para contestar esta pregunta, debemos tener absolutamente claro, que el espíritu o aliento de vida, no es lo mismo que la vida o el alma de los seres humanos. Vuelvo a repetir, la vida o alma, es producto del aliento o espíritu de vida que Elohim da a los seres humanos. (Génesis 2:7). Esto lo sabía muy bien el apóstol Pablo/Shaul. El diferenció el alma y el espíritu



“Y el mismo Elohim de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Yeshua. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará” (1Ts.5:23)



Otro texto donde que diferencia el ser o alma y el espíritu es el de hebreos, veamos:



“Porque la palabra de Elohim es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12)



El texto hebreo del antiguo testamento lo diferencia claramente. La palabra hebrea traducida por "espíritu" es ruaj, y la palabra hebrea traducida por "alma" es nefesh. El texto griego del Nuevo Testamento, también diferencia claramente el alma y el espíritu. La palabra griega traducida por "alma" es psijé, y la palabra griega traducida por "espíritu" es "pneuna".



Cuando el hombre muere, es decir deja de existir, el espíritu o aliento de vida que Elohim le ha dado regresa a Elohim pues él lo dio. Veamos algunos pasajes:



“Y el polvo vuelve a la tierra como era, y el espíritu vuelva a Elohim quien lo dio” (Eclesiastés 12:7)



“Cuando Yeshua hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entrego el espíritu” (Juan 19:30)



“Y apedreaban a Esteban mientras el invocaba y decía, Señor Yeshua, “recibe mi espíritu”. Y puesto de rodillas, clamo a gran voz: Señor no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió” (Hechos 7:59)



Estos tres pasajes bíblicos nos muestran que el al momento de la muerte el aliento o espíritu de vida, va a Elohim pues es él quien lo dio. En este caso no se hace diferencia entre el hombre bueno o el hombre malo, pues tanto como el aliento de vida que Elohim le da al pecador, como el aliento de vida que la da al justo, le pertenecen, y por lo tanto toda aquella energía de vida que esta en todos los seres humanos vuelve al único dador, que es Elohim. Veamos algunos pasajes:



“Ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues el es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre a hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los limites de su habitación” (Hechos 17:25-26)



Este hermoso pasaje, donde el apóstol Pablo/Shaul hace un discurso alumbrador a los residentes de Atenas localidad llena de paganismo, nos enseña que es Elohim quien da el aliento de vida a todos los hombres y que él de una sangre hizo a todo el linaje humano, por lo tanto, el espíritu o aliento de vida que Elohim dio a los pecadores vuelve a él, ocurre exactamente lo mismo con el espíritu o aliento de vida de los que hacen el bien.



“Dije en mi corazón: es así, por causa de los hijos de los hombres, para que Elohim los pruebe, y para que vean que ellos mismos son semejantes a las bestias. Porque lo que le sucede a los hijos de los hombres y lo que le sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad. Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo. ¿Quién sabe que el espíritu de los hombres sube arriba y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra? (Eclesiastés 3:19-21)



La comparación que hace el predicador en este pasaje, con el hombre y el animal, es para enseñar que tanto como el aliento de vida que permite vivir al hombre y aliento de vida que permite vivir a la bestia, son exactamente la misma cosa, pues los dos viven, por voluntad de aquel que les dio el halito de vida, y los dos volverán a el. Los cuerpos de los hombres volverán al polvo y los de los animales también, es decir, hay cierto parecido entre un hombre y una bestia, la gran diferencia es que a uno Elohim lo creo a su imagen y semejanza, le dio la capacidad de razonar y al otro no.



Ya sabemos que el aliento o espíritu de vida vuelve a Elohim en el momento de la muerte, esto es para pecadores y justos. Sin embargo, ¿QUE SUCEDE CON EL ALMA, A DONDE VA? Para contestar esta pregunta veremos algunos pasajes:



Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta” (Santiago 2:26)



Este interesante versículo bíblico, confirma lo que hemos venido diciendo, cuando el aliento o espíritu de vida el cual provoca la vida, alma o SER abandona el cuerpo, entonces se provoca la muerte, en otras palabras, lo que nos enseña este texto es: “el cuerpo sin aliento de vida esta sin alma, o sea sin vida” A la luz de este pasaje ¿Qué pasa entonces con el alma después de la muerte? Pues muy simple, el alma o ser viviente, muere, deja de existir hasta que Elohim en el día de la resurrección lo resucite.



La palabra de Elohim enseña que el alma muere por consecuencia del pecado, como lo decíamos en el principio, por cuanto todos hemos pecado, estamos bajo la maldición de ser mortales, solo saldremos de aquella maldición una vez que Elohim nos resucite. Veamos un pasaje claro donde dice que el alma muere.



“El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él” (Ezequiel 18:20)



Alguno dirá; “Pero entonces solo las almas de los pecadores son mortales, pues el texto dice que el alma que pecara morirá”. Sin embargo, debemos dejar en claro lo que afirmamos en un comienzo, “por un hombre entro el pecado al mundo y por ese pecado la muerte a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”. Si bien, nuestros pecados ya han sido perdonados, por Elohim a través de la sangre del cordero, la inmortalidad no es prometida por medio del Mesías Yeshua, el cual vino a darnos vida eterna, pues no la teníamos, pero eso solo sucederá una vez que recibamos inmortalidad después de que nuestros cuerpos sean transformados y glorificados, en el momento de la resurrección o en el momento de arrebatamiento, en el caso aquellos que se encuentren con vida en ese momento (1Ts.4:14-17). Pues si hoy, siendo hijos de altísimo que no practican el pecado viniere alguien y atentara en contra nuestra, no por ser personas justificadas y santas no dejaremos de ver la muerte, pues porque simplemente aun somos mortales. ¿Me comprende usted? Por lo tanto ese pasaje de Ezequiel no solo les habla a las personas que pecan, sino que también nos da un enorme dato sobre la mortalidad del alma. Le invito algunos pasajes bíblicos los cuales sin ninguna duda, nos aclarara más este asunto, veamos:



"Porque en la muerte no hay memoria de ti; En el Seol, ¿quién te alabará?" (Salmo 6:5).



¿Manifestarás tus maravillas a los muertos? ¿Se levantarán los muertos para alabarte? Selah ¿Será contada en el sepulcro tu misericordia, O tu verdad en el Abadón? (Salmo 88:10-11).



"No confiéis en los príncipes, Ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación. Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos" (Salmo 146:3-4).



"No alabarán los muertos a YAH, Ni cuantos descienden al silencio; Pero nosotros bendeciremos a YAH Desde ahora y para siempre. Aleluya" (Salmo 115:17-18)



"Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol. Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón; porque tus obras ya son agradables a Elohim. En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza. Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría"(Eclesiastés 9:5-10).



Como usted puede ver, los muertos nada saben, no lo digo yo, lo dicen las escrituras, en el sepulcro no hay otra vida externa a la terrenal, pues hay no existe vida o inteligencia alguna, cuando sale el aliento de vida entonces el hombre muere y en ese mismo momento cesan los pensamientos. El mismo Mesías Yeshua nos da un dato importantísimo acerca de la mortalidad del alma, veamos:



"Entonces Yeshua les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo" (Mateo 26:38)



Si bien en este pasaje el Señor no esta diciendo directamente que el alma es mortal, en sus palabras que nunca fueron por casualidad, el nos da un dato de mucho valor, y ese es que, dentro de su gran dolor y tristeza el sentía que su ser o alma, estaba en un estado de angustia, como si ya llegara a la muerte. Es decir, que lo único que quitaría aquel pesar en el era llegar a la muerte, tal como sucedió. El Mesías Yeshua murió y resucito al tercer día por los pecados de los hombres. Para confirmar lo que digo, le invito a leer el siguiente pasaje:



"Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida (alma) en rescate por muchos." (Marco 10:45)



Es decir, el Mesías sabia que el ser o alma, no es inmortal, de los contrario el no podría haber entregado su vida (su alma), pero como la verdad sobre este asunto es que el ser es mortal, es por eso que el dice que vino a dar su alma en rescate por muchos, de esa manera el venció al pecado y a la muerte, a través de su muerte y resurrección.



Otro pasaje importantísimo que nos revela la mortalidad del ser o la persona, es el de hebreos, veamos:



“Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27)



Luego de que el hombre muere, no va aun purgatorio como enseña la falsa doctrina de la Iglesia católica, tampoco va un lugar de tormento ni al cielo o paraíso. Según este revelador texto, Elohim a establecido que los hombres mueran una sola vez, y que después de esto vayan al juicio, no dice el pasaje, después de muertos vayan al lugar que les corresponde ir, sino que dice a juicio, pues es eso lo que sucederá con las almas de los muertos resucitados, unos serán despertados para vida y eterna, para comparecer ante el tribunal del Mesías y otros para presentarse ante el juicio del Trono blanco, donde algunos serán perdonados y los que nos se encuentren inscritos en el libro de la vida será arrogados al lago de fuego.(Apocalipsis 20:12)



En definitiva en cuanto a este punto sobre adonde va el espíritu y que sucede con el ser o alma, la ecuación correcta que se gesta cuando el hombre recibe la vida es: Cuerpo + Espíritu de Vida = Alma o Ser viviente. La ecuación correcta para cuando el hombre muere es: Cuerpo – Espíritu de vida = “Cese del alma o ser”



Es la Persona la que Duerme en el Sepulcro no Solo el Cuerpo...



“Mas el hombre morirá, y será cortado; Perecerá el hombre, ¿y dónde estará él? Como las aguas se van del mar, Y el río se agota y se seca, Así el hombre yace y no vuelve a levantarse; Hasta que no haya cielo, no despertarán, Ni se levantarán de su sueño. (Job 14:10-12).



La palabra de Elohim para referirse a los muertos, en muchas ocasiones les dice “duermen”, esto nos quiere decir, que no es solo el cuerpo el que esta abajo en el sepulcro muerto, sino que también es la misma vida o alma que esta muerta e inconsciente de todo, pues esta en un largo sueño del cual solo podrá despertar una vez que reciba nuevamente, aliento de vida dado por Elohim. Veamos algunos pasajes que nos enseñan que los muertos, o sea las personas duermen en el polvo de la tierra:



"Porque a la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Elohim, durmió, y fue reunido con sus padres, y vio corrupción" (Hechos 13:36)


“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. Porque si creemos que Yeshua murió y resucitó, así también traerá Elohim con Yeshua a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Elohim, descenderá del cielo; y los muertos en el Mesias resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor” (1Tesalonisences 4:14-17)



“Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen” (Corintios 15:6)



“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados” (1Corintios 15:51)



“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua” (Daniel 12:2)



“Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle. Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, sanará. Pero Yeshua decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces Yeshua les dijo claramente: Lázaro ha muerto" (Juan 11:11)



“Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen” (1Corintios 11:30)



“Y apedreaban a Esteban mientras el invocaba y decía, Señor Yeshua, “recibe mi espíritu”. Y puesto de rodillas, clamo a gran voz: Señor no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió”



Todos y cada uno de estos ejemplos bíblicos, muestran que no es solo el cuerpo el que esta en los sepulcros sino que son las personas, es decir, su almas y vidas están inexistentes hasta la resurrección. Elohim dijo a Daniel; “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados” Es decir todos las personas que han muerto en toda la historia de la humanidad, en este momento están en pleno estado de inconciencia y absolutamente ajenos a la realidad de la vida pues están muertos. Lo mismo dijo el Mesías Yeshua acerca de su amigo Lázaro; “Lázaro duerme”. El amigo del Mesías estaba muerto e inconsciente de toda la realidad vital. Después de este suceso por lo menos tendría que existir algún testimonio de Lázaro, contado que fue lo que él vio en ese supuesto otro mundo. Pero eso no sucedió, ya que, el mismo Señor Yeshua dice: “Lázaro duerme” Es decir estaba muerto e inconsciente de todo. Recordemos que el mismo Padre YHWH dice en el principio al hombre:



“Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás” (Génesis 3:19)



Estos ejemplo se vuelven a repetir en muchos otros textos y pasajes en la Biblia, donde se dice que los muertos duermen en el polvo de la tierra y esperan ser resucitados, unos para vida eterna y otros a resurrección de condenación. Por lo tanto seria una errada concepción pensar que es solo el cuerpo el que esta en la tumba muerto, ya que, el cuerpo o envase no es la persona, si lo es el alma, ella es la que muere y será resucitada.



"Vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida, mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación" (Juan 5:28-29)



YHWH es el Único Inmortal y su Hijo Yeshua es el Primer Resucitado Glorificado



“La cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén” (1Timoteo 6:15-16)



Este pasaje bíblico nos enseña una tremenda verdad doctrinal, y esta es, que el único que tiene inmortalidad es el PADRE YaHWeH. Esto es muy importante, ya quiere decir que nosotros los hombres no somos inmortales, por lo menos aun. O sea que todo nuestro ser, o alma, es absolutamente mortal, pues el único inmortal es Elohim el Padre. Cabe decir que en base al pasaje que hemos leído, existen falsas interpretaciones pues se piensa que el texto esta hablando del Mesías Yeshua, lo cual no es cierto, ya que el texto dice: “a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver”¿Y a quien los hombres, jamás han visto, ni pueden ver? ¡Al PADRE YHWH ELOHIM TODO PODEROSO! (Juan 1:18). Pues el Mesías Yeshua si fue visto por los hombres, sin embargo al Elohim y Padre, según las mimas palabras del Mesías, nadie le ha visto, el hijo le ha dado a conocer. Por lo tanto no es el hijo el Mesías Yeshua, el inmortal por si solo, ya que el fue muerto por nuestros pecados y resucitado por Elohim el Padre, y tampoco él es aquel que habita en luz inaccesible, sino que Elohim su Padre, al cual sea la honra y el imperio sempiterno.



Ahora bien, sabemos que el Elohim Padre YAHWEH ES INMORTAL, ¿Pero que sucede con su hijo el Mesías Yeshua? Como bien hemos señalado el hijo no tenia inmortalidad por si solo, pues dependía del poder su Padre para ser resucitado.



“Al cual Elohim levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella” (Hechos 2:24)



“Que si confesares con tu boca que Yeshua es el Señor, y creyeres en tu corazón que Elohim le levantó de los muertos, serás salvo” (Romanos 10:9)



Seguidamente veremos el pasaje donde dice que el Mesías es el primero de entre los que resucitan con cuerpo glorificado.

“Mas ahora el Mesías ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en el Mesías todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: el Mesías, las primicias; luego los que son del Mesías, en su venida (1Corintios 15:12)

Como podemos ver, el Mesías es primicia o sea el primero de entre los resucitados y vivificados. Algunos quizás dirán; “Eso no es cierto, pues en la Biblia se nombran antes de Yeshua otras resurrecciones” Pues si, es verdad, la diferencia entre aquellas resurrección, como por ejemplo la del hijo de la viuda o la del mismo Lázaro, con la del Mesías Yeshua, es que en aquellas resurrección los cuerpos no fueron transformados, es decir no fueron vivificados, las personas siguieron viviendo en la tierra pero con los mismos cuerpos corruptibles y mortales, en otras palabras no recibieron inmortalidad. ¡Sin embargo el Mesías Yeshua si!, su cuerpo humano y corruptible, fue cambiado por uno inmortal, lleno de gloria. Por lo tanto, el primer resucitado que ha recibido un cuerpo glorificado es el Mesías Yeshua, nosotros los hijos de Elohim, esperamos aquel día, cuando el Mesías vuelva por segunda vez a la tierra y transforme nuestras vidas mortales a inmortalidad.



La Inmortalidad la Recibiremos en la Resurrección...



Los hijos de YHWH el Elohim Único y Supremo aun no somos inmortales, pues lógicamente si alguien hoy atentara en contra nuestra vidas y nos eliminara es evidente que moriríamos, no seguiríamos viviendo pues somos aun seres mortales. La inmortalidad solo se consigue una vez que el ser ya no puede morir, siempre y cuando el ser pueda ser muerto eso quiere decir que es mortal y que por ende la única alternativa que tiene a la inmortalidad es que Elohim se la de por medio de la Fe y obediencia en Yeshua”.Sin embargo, algunos resucitaran no para recibir la inmortalidad, sino que para ser destruidos eternamente, es decir dejaran de existir para siempre, esto lo aclarare mas adelante, bien diríjase a; La Segunda Muerte es la Destrucción Total del Alma. Ahora prosigamos a confirmar bíblicamente la afirmación en este punto, la cual es que: “la inmortalidad la recibiremos en la resurrección” Veamos algunos ejemplos bíblicos:



“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Mas gracias sean dadas a Elohim, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Yeshua” (1Corintios 15:51-57)



Este pasaje bíblico es muy aclaratorio, pues en el leemos que la mortalidad es parte real del hombre existente, y que por ende la inmortalidad es un premio que solo recibirán los hijos de Elohim, en el día de la resurrección.



Este pasaje es muchas veces mal interpretado por los que piensan que el alma no muere. Ellos argumentan diciendo que este pasaje dice, que el cuerpo es el que recibe inmortalidad, no el alma. Sin embargo el pasaje dice cosas muy aclaratorias, por ejemplo: “y los muertos serán resucitados incorruptibles”. Es decir que aquellos creyentes que resucitaron eran mortales, pues o si no, no habrían resucitados para recibir la inmortalidad. Cuando Pablo habla de ellos no se refiere solo a sus cuerpos, sino que a sus personas, es decir a su ser o alma, la cual en un momento dado dejo de ser, y murió, pero será vivificada, es decir recibirá vida y gloria en el día de la resurrección, de esa forma, los cuerpos de los resucitados también serán glorificados e inmortales, ya que, la esencia que llevan dentro de sus cuerpos glorificados, que es su ser o alma también será inmortal.



Si el alma de los hombres fuera inmortal, entonces no existiría la muerte del individuo, pues el fallecimiento es el cese del ser y la vida, ¿entonces como dicen algunos que el ser es inmortal, cuando realmente somos mortales? ¿Quién lo puede entender?



Continuemos leyendo las sorprendentes palabras del Apóstol Pablo, el dice: “Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad”. Al leer estas palabras de Pablo entendemos fácilmente que lo corruptible es el cuerpo, ya que este se envejece, tiene deseos carnales, y no es eterno, pero cuando este cuerpo que hoy en día tiene dentro de si una esencia mortal, cambie aquello y la esencia del ser sea inmortal, entonces el cuerpo ya no será mas mortal ni corruptible sino que inmortal e incorruptible. Cuando Pablo dice que esto mortal se vista de inmortalidad no se esta refiriendo solo al cuerpo, sino que principalmente al ser, a la persona, al alma que nunca mas volverá a morir.



Seguidamente Pablo dice: “Entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, OH muerte, tu aguijón? ¿Dónde, OH sepulcro, tu victoria? ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley” Estas palabras de Pablo confirman que la victoria sobre la muerte no la poseemos hoy, pues si morimos no seguiremos con vida, nuestra alma dejara de existir. Sin embargo, esa palabra se cumplirá solo y únicamente cuando seamos resucitados de entre los muertos, entonces se hará realidad ese hermoso pasaje que dice; “¿DONDE ESTA SEPULCRO TU VICTORIA?”. En ese momento los sepulcros y el HADES QUE ES EL REINO DE LOS MUERTOS, que tienen retenidas las almas muertas de los creyentes, a través de la resurrección Elohim dará la victoria sobre el Hades y lo sepulcros, pues desde ese instante seremos desperados y trasformados, es por esto que el Mesías Yeshua dijo:



“Y yo también te digo, que tú eres Pedro/Kefa, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18)



Es decir las puertas de reino de los muertos, no podrán mantener para siempre las almas de los creyentes en el sepulcro, pues obtendremos gran victoria sobre el Hades, en el día de la resurrección. Mas adelante, explicare que es el HADES O SEOL, pues hoy en día también se tiene un falso concepto de aquellos.



Por lo tanto, desde el punto de vista de las escrituras es imposible que el alma o ser, sea inmortal antes de que aquella esencia reciba la inmortalidad, y los cuerpos mortales y corruptibles sean trasformados en cuerpos inmortales e incorruptibles. Aquello solo sucederá en el día en que los muertos resuciten para recibir el justo juicio y pago, en el día en que Elohim juzgará por Yeshua los secretos de los hombres, conforme al evangelio. (Romanos 2:16) (Juan 5:28-29)



“Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Yeshua; El cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas” (Filipenses 3:21)



El Apóstol Pablo/Shaul tenía muy claro que después de la muerte no hay vida, y que solo podría recibir la corona y los galardones correspondientes a su carrera y batalla una vez que fuera resucitado en el día de la resurrección, veamos que nos dice:



“Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida” (2 Ti. 4:6-8)



Como usted puede leer, Pablo/Shaul sabia muy bien, que la corona de justicia no la recibiría de inmediato después de la muerte, sino que en “aquel día” ¿Cuál es ese día? ¡Es cuando el Mesías vuelva por segunda vez y los muertos en el resuciten primero! ¿Se da cuenta usted, que Pablo sabia que después de su sacrificio y partida, ósea su muerte el no vería al Mesías por lo menos hasta el en día en que fuera resucitado? Esto es hasta su venida.



Por lo tanto, ahora nuestro ser o alma no es inmortal, sino que es mortal, y la inmortalidad la recibiremos solo de Elohim en el día de la resurrección, cuando como premio regalo recibamos la vida eterna. El Apóstol Pablo/Shaul sabía que la única esperaza para nuevamente vivir, era la resurrección, pues el dice lo siguiente:



"Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman herejía, así sirvo al Elohim de mis padres, creyendo todas las cosas que en la ley y en los profetas están escritas; teniendo esperanza en Elohim, la cual ellos también abrigan, de que ha de haber resurrección de los muertos, así de justos como de injustos. Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Elohim y ante los hombres" (Hechos 24:14-16)



¿Lo puede ver usted? ¿Si Pablo/Shaul creía en la doctrina de la inmortalidad del alma?, ¿Entonces porque su esperaza era la resurrección de entre los muertos, si los muertos ahora están vivos en un mas haya, sobre todo los justos que supuestamente están vivos en un paraíso? Claramente el Apóstol sabia que luego de la muerte no hay vida inmediata, pero si resurrección de entre los muertos, por eso es que su esperanza era la resurrección no una vida inmediata después de la muerte. Pero leamos otro pasaje mas:


“Si como hombre batallé en Efeso contra fieras, ¿qué me aprovecha? Si los muertos no resucitan, comamos y bebamos, porque mañana moriremos” (1Cor. 15:32)



Suponiendo que Pablo/Shaul creía en la doctrina de la inmortalidad del alma, hago las siguientes preguntas: ¿Por qué Pablo/Shaul dice que si no hubiera resurrección de entre los muertos, entonces tendríamos que abandonar toda esperaza de vida? ¿Por qué dice esto, si supuestamente el ser o alma, la persona no muere, sino que sigue viviendo después de la muerte? ¿Por qué Pablo/Shaul dice esto, si supuestamente el pensaba que iría al cielo inmediatamente después de su muerte? Lógicamente el Apóstol Pablo/Shaul sabía que después del cese de la vida, o sea después de la muerte no hay vida inmediata, pues la única esperanza de vida es la resurrección de entre los muertos. Será en ese momento cuando los muertos volverán a vivir, no antes. Pues si fuera de la otra manera el no habría dicho; “Comamos y bebamos porque mañana moriremos” Por que supuestamente el creía en la inmortalidad del alma. Pero como Pablo/Shaul no creía en aquella doctrina es por eso que pone toda su esperanza en la resurrección y no en una vida inmediata después de la muerte.



Por ultimo veamos las palabras del Mesías, las cuales nos enseñan claramente que aquella vida eterna la obtendremos una vez que resucitemos, veamos:



"No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación"



"Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mi, aunque esté muerto, VIVIRÁ"(Tiempo futuro) (Juan.11:25)



¿Lo nota usted? llegara la hora, cuando los muertos que están en los sepulcros serán despertados. Ellos no están despiertos en un mas haya, están muertos, y vivirán para ser juzgados, unos para vida y otros a resurrección de condenación. La enseñanza del Mesías Yeshua fue clara, la inmortalidad la poseeremos una vez que resucitemos, por eso es que todo aquel que esta muerto pero murió creyendo en el Mesías Yeshua, aunque este muerto hoy, vivirá mañana.

¿Que es el "Hades" y el "Seol"?



Se cree que el Hades o Seol es el mismo infierno. Esto es a raíz de una errada interpretación de las escrituras y de estos conceptos bíblicos. Una de las causas principales, por la cual se tiene un entendimiento erróneo de estas cosas, es dado a la influencia que ya desde hace muchos años atrás, los grecos y romanos, países absolutamente paganos y seguidores de huecas filosofías no conforme a las sagradas escrituras, enseñaran que el ser era inmortal y que en la vida después de la muerte, el humano tendría un tormento de inmediato si es que este fue un villano, o descansaría en un hermoso paraíso si es que este fue una persona de bien. Como ustedes pueden ver, esas ideas pertenecientes a la cultura de Grecia y de Roma, son las ideas que se fueron traspasando a la Iglesia en el momento en que esta empezó a practicar el paganismo disfrazado de cristianismo. Es decir, uno de los mayores responsables de estas falsas doctrinas es la iglesia católica romana, no por nada revelaciones la acusa de ser la gran ramera. El emperador romano Constantino, por su afán de poseer todo el dominio en el imperio romano, influyo en la iglesias sus creencias y costumbres paganas, y los falsos maestros y papas católicos, también adoptaron estas creencias. Es por eso, que la mentira de la serpiente “no morirás” es la que mas a perdurado a través de los siglos y edades. Pero lo mas cierto de todo esto, es que en el contexto judío mesiánico, (la asamblea primitiva) jamás se creyó en que el ser o alma fuera inmortal, pues ya hemos visto en las escrituras del antiguo pacto, las cuales enuncian una mortalidad total del ser cuando el halito de vida abandona el cuerpo y vuelve al Altísimo que lo dio.



La doctrina de inmortalidad del alma y de que el Hades es un lugar de tormento, procede de creencias filosóficas y paganas. No olvidemos que Platón (Filosofo famoso griego) fue quien introdujo la idea de que las almas inmortales migran a otro plano existencial después de la muerte del cuerpo, vea los siguientes enlaces:



http://www.webdianoia.com/platon/textos/platon_fedon_frg.htm

http://www.webdianoia.com/platon/platon_fil_antro.htm

http://apuntes.rincondelvago.com/inmortalidad-del-alma.html

http://cibernous.com/autores/platon/textos/inmo.html

http://www.webislam.com/numeros/2000/00_3/Articulos%2000_3/Inmortalidad_alma.htm



Ahora bien, ¿Que es el HADES O SEOL? El Hades o Seol son literalmente, EL LUGAR DONDE ESTÁN LOS MUERTOS. Cabe decir que Seol es la palabra Hebrea para referirse al sepulcro, o al lugar donde están los muertos y Hades es la palabra Griega, para referirse al sepulcro o al reino y lugar donde están los muertos. Veamos algunos pasajes:



“Entonces Jacob rasgó sus vestidos, y puso cilicio sobre sus lomos, y guardó luto por su hijo muchos días. Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; mas él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre” (Gen.37:34-35)



En este pasaje, se nos señala como Jacob lloro a su hijo José, el cual supuestamente había muerto. Notemos las palabras de Jacob cuando el dice “Descenderé enlutado a mi hijo hasta el seol” Si es que fuera cierto que el Hades es el infierno, donde son atormentados los pecadores, ¿Cómo podría descender a ese lugar José, siendo el un varón justo? La respuesta se encuentra en que el Hades no es el infierno, ni menos un lugar de tormento, sino que es el lugar donde están los muertos. Veamos otro pasaje:



“Y aconteció que cuando cesó él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos. Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes. Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación” (Núm.16:31-33).



La tribu de Coré por su rebeldía y desobediencia fue condenada por Elohim, producto de esta condena, él permitió que la tierra se los tragara. El texto dice que descendieron vivos al Seol o Hades, esto no quiere decir que al descender con vida ellos siguieran existiendo en el Hades, pues un poco mas adelante el pasaje dice; “Y perecieron en medio de la congregación” Es decir murieron en medio de la congregación. Esto nos explica que el Hades o Seol, es el lugar donde están los muertos, donde no hay razón ni conciencia, donde nada se sabe, no un lugar de tormento como lo enseña la filosofía griega y romana.



"Porque los que viven saben que han de morir; más los muertos nada saben. Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, a donde tú vas, no hay obra, ni industria, ni ciencia, ni sabiduría" (Eclesiastés 9:5-10)



Cabe decir, que el Apóstol Pablo/Shaul advirtió a la iglesia sobre que no se dejaran llevar por las creencias y las filosofías de otros pueblos pues esto no era conforme a las enseñanzas del Mesías.



“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según el Mesías” (Colosenses 2:8)



El Elohim Padre también en su palabra exige a sus hijos a no contaminarse con las creencias ni costumbres de las naciones paganas.



“Así dijo YHWH: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva” (Jeremías 10:2-4)



Otro texto que nos aclara mucho más el panorama, es el siguiente, veamos:



“Porque no dejarás mi alma en el Hades, Ni permitirás que tu Santo vea corrupción” (Hechos 2:27)



El Mesías Yeshua estuvo en el Sheol (Hades), pero no vivo ni predicando a los espíritus como algunos enseñan, sino que muerto. Ahora bien, si el Hades fuera un lugar de tormento, o sea el infierno ¿Por qué el Santo hijo de Elohim estuvo en el? Naturalmente es una contradicción, es imposible que el santo ungido de Elohim estuviera en llamas de tormento. Este revelador pasaje nos enseña que Elohim no dejaría muerto a su Hijo en el Hades y no permitiría que su cuerpo se corrompiera como suele pasar con los cuerpos de los finados, sino que Elohim el Padre TODOPODEROSO, lo levantaría al tercer día de su muerte y volvería darle vida, es por eso que el pasaje dice: “Porque no dejaras mi alma (ser, persona) en el Hades”. Por lo tanto, una vez mas la Biblia nos demuestra por si sola, que el Hades no es un lugar de tormento, sino que es el lugar donde están los muertos.



En el idioma Hebreo la palabra griega Hades es Seol. El estudio de esta palabra nos arroja que el resultado que deriva del verbo hebreo scha-'ál, que significa "pedir, solicitar”. Es decir, el concepto Seol significa un lugar que pide y solicita de manera insistente la recepción de los muertos, esto no quiere decir que el Seol sea un lugar que tenga vida, sino que es personificado, pues el polvo de la tierra no cesa de recibir a diario a las personas que mueren, por eso es que las escrituras dicen que nunca se sacia, veamos el siguiente texto:



“La sanguijuela tiene dos hijas que dicen: ¡Dame! ¡Dame! Tres cosas hay que nunca se sacian; Aun la cuarta nunca dice: ¡Basta! El Seol, la matriz estéril, La tierra que no se sacia de aguas, Y el fuego que jamás dice: ¡Basta!” (Pro 30:15)


¿Qué nos quiere decir esto? Que tanto el Sheol y el Hades no son un lugar de tormento, sino que son el lugar donde están los muertos



¿Que es la Gehena o Infierno?



Pasemos a definir uno de los conceptos más polémico del estudio de las escrituras. El infierno, ¿Qué es? ¿A que se refería el Mesías cuando hablo sobre el? Veamos que concepto nos da una excelente enciclopedia cibernética:



Tomado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Gehena



La palabra infierno proviene del latín y significa «inferior».



Gehena (Hebreo: gueh ben hin.nóm, «Valle de »



Griego: γξξννα (gué.en.na);



Latín: (ge.hén.na).



Gehena significa "Valle de Hinón", pues es la forma griega del hebreo gueh hin.nóm. En Josué 18:16, donde aparece "Valle de Hinón", la Septuaginta griega dice "Gehena". Este término aparece 12 veces en las escrituras griegas cristianas



El Valle de Hinón era un lugar cerca de Jerusalén donde los Judíos apostatas sacrificaron a sus hijos a dioses paganos durante un periodo de tiempo, hasta que el fiel Rey Josías lo clausuró por tan abominable práctica (Jeremías 7:31; 19:5). En la época de Yahshua llegó a ser vertedero e incinerador de la basura de Jerusalén. Allí se arrojaban los cuerpos de animales muertos para ser consumidos por el fuego, a los cuales se añadía azufre para acelerar la quema. También se echaban allí los cadáveres de criminales ejecutados a quienes no se consideraban merecedores de un entierro formal en una tumba. Si aquellos cadáveres caían en el fuego eran consumidos por las llamas, pero si caían en un saliente del profundo barranco, su carne putrescente se infectaba de gusanos, o cresas, que no morían sino hasta que habían consumido las partes carnosas y dejado solo los esqueletos.



¿Qué aprendemos de esto? ¡Que el Mesías Yeshua uso un lugar físico, para darnos un ejemplo de aquello que va a suceder con los cuerpos y las almas de los condenados luego del juicio final. O sea, el uso la palabra hebrea gueh ben hin.nóm, “Que es el valle de hinon”, para mostrarnos que tal como sucedía en aquellos tiempos con los cuerpo de los delincuentes que era quemados en aquel valle y donde los gusanos no morían sino hasta acabar con la carne putrefacta de los cuerpos, dejando solo los huesos, así también sucederá en el lago de fuego, una vez que los incrédulos e impíos y todos aquellos que no se encuentren inscritos en el libro de la vida, sean condenados por el Altísimo cuando el se siente a juzgar.



Las escrituras enseñan que los condenados, serán destruidos en la Gehena, (lago de fuego) en cuerpo y alma. Veamos:



“Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno (Gehena)” (Mateo 10:28)



(Versión Jerusalén) “Os mostraré a quién debéis temer: temed a Aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna; sí, os repito: temed a ése”



“Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno” (gehena) Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno (gehena). (Mateo 5:29-30)



Cabe decir que otras traducciones no usan la palabra infierno, sino que la original, la cual es Gehena, estas versiones son; Jerusalén, Colunga, Nuevo Mundo, Septuaginta, Etc.



Evidente es que cuando el hombre muere no va un lugar de tormento inmediato, pues su cuerpo queda aquí entre nosotros y luego se convierte en polvo, es decir ese cuerpo, no esta en un mas allá siendo atormentado, como se enseña, ¿Dónde esta entonces ese cuerpo? ¡Pues esta en el polvo de la tierra! Sin embargo en el día de la resurrección los muertos condenados resucitaran con los mismos cuerpos corruptibles, con lo que murieron, y en esa misma posición serán arrojados vivos al lago de fuego, donde cada quien recibirá su castigo de acuerdo a sus obras y condenación. (Apo. 20:14-15).



La Palabra de Elohim nos enseña que la Gehena o infierno es la condenación de los impíos, ¿Y cuando recibirán la condenación los impíos? ¡Por su puesto que después del juicio! (Hebreos 9:27) Es decir esa condenación que recibirán los injustos no es inmediata a su muerte, sino que después del juicio una vez que sean resucitados para ser condenados por Elohim. Veamos:



"Vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida, mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación"(Juan 5:28 -29).



“¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno (Gehena)?”(Mateo 23:33)



Por lo tanto, el Infierno, Gehena o Lago de fuego es la condenación final a los impíos y no un lugar de tormento inmediato después de la muerte.



Revelaciones enseña además que el lago de fuego, la Gehena, es el lugar donde Satanás, la Bestia y el falso profeta serán atormentados por las llamas.



“Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos” (Apo.20:10)



Revelaciones también nos enseña que el lago de fuego, será el lugar donde irán a parar los condenados, todos aquellos que no se hallaron inscritos en el libro de la vida.



“Y la muerte y el Hades (Sheol) fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” (Apo.20:14-15)



Por lo tanto, la Gehena de la cual hablo el Mesías, no es un tormento inmediato después de la muerte para lo pecadores, sino que simbolizaba en aquel entonces lo que sucedería en el futuro con los condenados no registrados en el libro de la vida, todos estos arderán en cuerpo y alma en el lago de fuego.



Conclusión



1.- La mentira más antigua de Satanás el diablo, es la que infiere sobre el estado del hombre después de la muerte. Satanás es Padre de mentira y él miente cuando dice a Eva “No moriréis”. (Génesis 3:4) Sin embargo, Elohim en su palabra dice antes a Adán advirtiendo; “De cierto Moriréis” ¿A quien creeremos al Padre de la Mentira, o al Altísimo, el cual es veraz, y es imposible que mienta? Por supuesto que al verdadero, pues Satanás engaña a todo el mundo con sus mentiras (Apocalipsis 12:9)



2.- La creación de la persona consiste en Cuerpo formado del polvo de la tierra, mas el Aliento de vida o Espíritu, los cuales en suma dan resultado al “ser viviente” o “Alma viviente”(Génesis 2:7). Cuando el hombre muere el aliento de vida vuelve a Elohim, y el alma cesa, pues el cuerpo que retenía aquella vida, ya no tiene energía o aliento de vida, para poder retenerla con vida, por lo tanto el alma muere.



3.- Los muertos están en un estado de inconciencia, esta durmiendo esperando ser despertados en el día de la resurrección (Job 14:10-12). Los muertos nada saben, no es solo el cuerpo del muerto lo que esta en el sepulcro, sino que es la persona, el ser, el alma, sin aliento de vida, o sea muerta. (Eclesiastés 9:5-10)



4.- El único Inmortal es el Padre YHWH, pues el habita en luz inaccesible y no a sido visto por ningún hombre, el Mesías su hijo si murió y fue resucitado por su Padre. Por eso es que el único que tiene inmortalidad por si mismo es decir nadie se la a dado, es el Elohim Padre.



5.- En este momento somos personas mortales, pero recibiremos la inmortalidad una vez que seamos trasformados en el día de la resurrección de los hijos del altísimo. Por lo tanto, si recibiremos la inmortalidad en el futuro, ¿Cómo se dice que el alma, la cual es la persona, es Inmortal?



6.- El Hades palabra griega que en Hebreo es Seol, no es un lugar de tormento inmediato después de la muerte para los pecadores, sino que es el lugar donde están los muertos, en condición de muertos, no de vivos. ” (Núm.16:31-33) (Gen.37:34-35).



7.- El infierno o Gehena en griego, no es el lugar de tormento inmediato para los pecadores después de la muerte. El Mesías uso la palabra gehena, que en aquellos tiempos representaba un basural donde eran quemados los cuerpos de los delincuentes, para explicar como será en el futuro el lugar de tormento y destrucción para los pecadores, una vez que estos hayan resucitado y hayan sido sometidos al juicio del Altísimo y recibido el justo veredicto de condenación de acuerdo a sus pecados. (Apocalipsis 20:14-15) (Mateo 10:28).



"Porque los que viven saben que han de morir; más los muertos nada saben. Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, a donde tú vas, no hay obra, ni industria, ni ciencia, ni sabiduría" (Eclesiastés 9:5-10)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Chat

Si no puedes ver el Chat: Descarga JAVA dando un click AQUI
( SI DESEA ESCUCHAR LA RADIO PUEDE ENCENDERLA AQUI ABAJO O IR A LA SECCION DE AUDIOS ARRIBA Y SE ESCUCHARÁ AUTOMATICAMENTE)

Hazte Seguidor del Portal Mesianico

Reciba los estudios por Email

Visitantes Online en este momento

Total de Visitas

free counters